Me lo pasé genial escribiendo este libro. Una de las grandes motivaciones al principio fue poner palabras en letra impresa que entretendrían. Las críticas recibidas han hecho que esto valga la pena y sea gratificante.

-Randy Woodruff