El poder divino da sabiduria

Descubrirse a uno mismo es una búsqueda en nuestro camino. Cuando puedas despertar cada mañana con la dicha y luz de abrir los ojos y dar gracias por todo lo que está a tú alrededor, entonces podrás sentir una transformación de espíritu y mente que llenará tu ser de paz y esperanza. Aplicando el proceso de recapitulación en nuestras vidas, podemos observar patrones no deseados y una vez que ya lo hemos discernido, podemos tomar decisiones más conscientes y aceptables; además, repararemos los patrones recurrentes y empezaremos a desentrañar el misterio de la vida. Sintámonos agradecidos y contentos cada día que pasa y que cada cosa que hagamos en beneficio de otros, salga de nuestro corazón con la intención y el objetivo de que este llegue a dar sus frutos y germine en satisfacción física y espiritual.Al convertirnos en jueces de nuestros actos y acciones, descubriremos un camino más fácil y justo para nuestra vida, permitiéndonos así rebosar nuestro interior de satisfacción y alegría. Descubrirse uno mismo es una búsqueda universal que al lograrse produce el estado del ser que adquiere fuerza y experiencia, sensibilidad e intensidad en el vivir. El camino a la vida es para aquellos que están ansiosos por encontrarse a sí mismos antes de morir. Por lo tanto, se dedican a encontrarse, luchando con esfuerzo y sabiduría por darle un significado especial a todo en el paso de la vida. Aplaudamos a todos aquellos seres humanos que se han dedicado a buscar y alojarse en el poder divino, con el fin de obtener sabiduría y liberación, para el bienestar de sus vidas.

--María Altagracia DePeña



Buy online now!